Pequeñas cosas = Felicidad

20 diciembre

Esta época que hace enternecer hasta a la persona más dura, hace dar vueltas a la cabecita y plantearte muchas cosas que se han hecho todo este año y que quizás deberíamos de ver de otra manera el año siguiente para conseguir ser un poquito mas felices. En estos días, en los que se han ido algunas personas queridas, y también se cumplen años de que se fueron otras, he pensado en contaros esas pequeñas cositas que logran hacerme feliz, porque la felicidad no es una meta es el camino.

1.- El aperitivo. Es una institución en mi casa, el gran momento del día. Entre semana me hago mi miniaperitivo en la oficina con mi coke light y mis pringles, pero los findes es cuando lo hacemos a lo grande: Patatas Lays Gourmet (mis preferidas), aceitunas, empanadillitas de pisto, kimbos o violadas y una coca cola light en vaso de sidra con hielos y si es un día grande, rodajita de limón. No se porque será que me hace tan feliz este momento, y si el aperitivo es con toda la familia como sucede en verano, primos, padres....ya soy tremendamente feliz.

2.- Darme carta libre para gastarme dinero cuando voy de tiendas. Por la mañana pensar, esta tarde voy a ir de compras y voy a gastarme lo que me venga en gana, no me voy a poner límite de "sólo una prenda" o como mucho veinte euros. Se te va creando una emoción a medida que se acerca la hora de ir de compras que hace que el día tenga una motivación.

3.- Un domingo soleado. Un domingo como el de hoy, invernal pero soleado, notar el calor del sol en la cara, y tener que sacar del fondo del cajón las gafas de sol. Y pasear, pasear por donde sea, en mi caso hoy he ido a San Lorenzo del Escorial con toda mi familia, ya que son de allí, pero me vale el Retiro, La casa de campo, Aranjuez o Toledo (solo os sentiréis identificados los que seáis de Madrid)

4.- Unas castañas asadas una fría tarde de invierno, bien sea en casa, recurriendo a la socorrida técnica del vaso de agua y el microondas, o bien dando un paseito por la calle y comprando media docena en alguno de los múltiples puestos que hay.

5.- Tomar un helado a la orilla del mar. Yo en verano no pido mas, ni grandes fiestas, ni grandes palizas turísticas, sólo pido, que al menos dos o tres días en todo el verano pueda tomarme un helado a la orilla del mar, sea cual sea el lugar de costa.

6.- Ver las cintas de vídeo de cuando eramos pequeños, sentir la nostalgia de lo que fuimos y lo que ahora somos y reírme con las ocurrencias que sólo con esas edades teníamos, una pena que ya seamos todos tan mayores y no haya ningún otro niño pequeño en toda la familia para arrancarnos esas sonrisillas.

7.- Sentarme con el ordenador y hacer lo que mas me gusta, leer blogs, actualizar el mío y la satisfacción de que hay gente que me lee y me da sus opiniones, muchas gracias a tod@s.

En resumen estas son algunas de las pequeñas cosas que a mi me hacen levantarme cada día con ilusión. Y recordar, si algún día os sentís débiles, tristes....recordar que un día fuisteis el espermatozoide mas hábil y fuerte de vuestro grupo, no se si os hará mejorar, pero al menos os arrancará una sonrisa.

Feliz Navidad y Próspero año 2009¡¡¡

Otros artículos interesantes

1 personas se han atrevido a opinar

  1. No había visto esta entrada!! Me encanta!! Lo que has puesto es muy personal y muy bonito, me ayuda a conocerte mejor :) Pareces una persona muy familiar y a la que le gustan los pequeños detalles :D

    Nunca había pensado en que soy el espermatozoide más fuerte!!! :D

    ResponderEliminar

Muchas gracias por darle vida al blog con tu comentario!

Post Populares

Blog Archive