8 Consejos para enfrentarse al cambio de armario

4.10.17

Aunque estamos viviendo un inicio del otoño poco habitual, al menos aquí en Madrid que a día de hoy tenemos temperaturas de 30 grados que hacen que te plantees poner el aire acondicionado en octubre, más vale tener en mente que el cambio de armario tarde o temprano lo vamos a tener que hacer, y más vale tener claros unos cuantos consejos para que el proceso sea lo menos engorroso posible, si es que eso se puede conseguir!

 photo PortadaArmario.jpg

Yo la verdad es que lo llevo fatal, cada vez que me toca pienso ¿Por qué tendré tanta ropa? Así que creo que en esta ocasión voy a seguir al menos el primer consejo al pie de la letra. Ahí van!

1. Déjate de nostalgias y deshazte de lo que no te pongas
¿Por qué nos costará tanto tirar las cosas? Yo hay cosas de verano que hace tres años que no me pongo pero las sigo guardando para el año siguiente por si me las pongo. Para hacer esta tarea hay que armarse de realismo y dejar la nostalgia aparcada. Todo lo que no nos hayamos puesto este último verano es tontería guardarlo. Nos quitaremos trabajo en este cambio y en los posteriores, porque cada vez moveremos menos cantidad de ropa. Con ella podemos hacer lo que sea oportuno, regalarla, entregarla en alguna tienda tipo Humana o llevarla a la iglesia. Seguro que a otros les viene mucho mejor!

2. Mantener un orden lógico 
Esto hará que a la hora de encontrar una prenda lo hagamos mucho más rápido y así evitemos mover Roma con Santiago y generar un desorden innecesario. Yo por ejemplo guardo las camisetas por tonalidades en los cajones, siempre perfectamente dobladas para así evitar arrugas. Al menos hay que partir de esta premisa, porque está claro que a medida que pasen los días el orden irá perdiéndose debido a las prisas. A mi siempre me pasa. En las perchas, primero cuelgo los abrigos, luego los vestidos, las camisas y por último los pantalones y faldas. Lo ideal sería tener una prenda por percha, pero eso es casi una quimera, yo he llegado a tener tres cosas en cada una y claro, cuando te las vas a poner siempre están arrugadas, así que vuelvo al consejo número uno y está claro que cuanto menos bulto, más claridad.

3. Doblar en vertical
Todos tendemos a apilar las prendas que están dobladas, mientras que si en el cajón las guardamos de manera vertical nos será mucho más fácil encontrar la que estamos buscando rápidamente y sin tener que mover las demás prendas. Puede parecer obvio, pero casi nadie lo hace, ni siquiera yo hasta este cambio.

4. Guardar en cajas rotuladas
Lo que menos uséis pero aún así queráis tener a mano por ejemplo en el altillo del armario lo ideal es guardarlo en cajas que podemos rotular para saber en todo momento que hay dentro. Cuando haces el cambio tienes clarísimo que hay en cada sitio, pero en cuanto pasan unas semanas empiezas a dudar de dónde estará y tienes que ponerte a mover todo para encontrar algo en concreto. Si todo está ordenado y bien etiquetado será mucho más rápido y sencillo.

5. Cubiteras como joyero
Para ordenar las joyas y bisutería lo mejor es una cubitera. Por mucho que tengas un joyero super chulo, en la cubitera estarán aisladas unas de otras y evitaras los engorrosos nudos que a mí me agotan la paciencia, y como siempre voy con prisa y no me da tiempo a deshacerlos, al final me voy sin ponerme nada.

6. Varios niveles para aprovechar el espacio
Esto es sobre todo para los zapatos. Normalmente los zapateros tienen bastante altura pero no vamos apilar unos pares encima de otros, así que lo que yo hago es aprovechar las cajas de zapatos. Les quito uno de los frontales para que se vea el par, y encima de la tapa coloco otro. Así conseguimos aprovechar más el espacio y tenerlo ordenado y fácil de encontrar todo.

7. Duplica las perchas
Si ni aún haciendo limpieza puedes evitar tener más de una prenda en las perchas, lo mejor es duplicarlas. Colocando una anilla de una lata en el gancho de la percha podrás colocar otra ocupando la mitad de espacio, además a la hora de cogerlo será mucho más cómodo porque no tienes que andar quitando lo que está encima.

8. Organizar cajones con cajas de zapatos
Hay cajones en los que metemos varios tipos de prendas, como los de la ropa interior, y si no hacemos divisiones al final se nos mezclan las bragas con los sujetadores o los calcetines. Para mantenerlos aislados lo mejor es utilizar cajas de zapatos cortadas para delimitar el espacio. Si no os hacéis a la idea podéis verlo aquí.

Pues hasta aquí mis consejos, puede ser un engorro ordenar, pero a la larga nos ahorra un montón de tiempo y hace que saquemos el máximo partido a nuestro armario.

¿Qué consejos me podéis dar vosotras?

Por cierto, quedan seis días para que el Bundle se agote y ya no haya oportunidad de cogerlo a ese precio, así que si no queréis tiraros después de los pelos, yo lo compraría. Los cursos los podéis hacer cuando queráis, todos de manera indefinida menos el de SEO que tenéis dos años para hacerlo, así que es una súper oportunidad.

 photo locompro.jpg

Otros artículos interesantes

5 personas se han atrevido a opinar

  1. Consejos fabulosos que siempre viene bien recordar; yo con los zapatos lo que hago es poner las cajas una encima de otras, igual que tu, pero en vez de recortar un lado, los pongo por el lado de la pegatina de descripción que traen; y así se qué modelo es cada cual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no tengo todas las cajas que venían con el par, entonces es la solución que he encontrado

      Eliminar

Muchas gracias por darle vida al blog con tu comentario!

Post Populares